comunicaciones

A principios de esta semana pasamos un hito importante al volver Columbus European Mid Cap Equity Fund (I2-B) a un rendimiento absoluto positivo para 2020, algo que parecía una perspectiva casi imposible en los oscuros días de marzo y abril, cuando los mercados eran castigados por el Coronavirus. En estos momentos, los mercados europeos de renta variable continúan en territorio negativo, mientras que Columbus, después de subir un + 24,39% en los últimos 6 meses y un + 58,55% desde el mínimo del mercado el 18 de marzo, se ha movido a rentabilidad positiva desde principio de este año. En los últimos 12 meses la rentabilidad es del + 4.60%

Antes de que golpeara la pandemia, nuestra atención a la valoración nos llevó a una posición de caja algo superior a lo normal (12%), por lo que nos encontramos muy bien posicionados para capitalizar la debilidad del mercado durante marzo y abril, cuando invertimos nuestra liquidez en su totalidad, añadiendo a las posiciones que ya teníamos. La debilidad también nos brindó la oportunidad de agregar al Fondo, un par de nombres nuevos en el sector de infraestructura, que habíamos estado estudiando durante algún tiempo. Como ya saben nuestros inversores, nuestro objetivo no es tratar de predecir el mercado sino intentar aprovechar las oportunidades cuando se presentan, siempre con un enfoque a largo plazo.

Desde el 14 de junio de 2018, tanto inversores nacionales como extranjeros han podido acceder a la estrategia Columbus a través de la estructura master-feeder entre la Sicav Columbus 75 en España (Feeder) y el Pareturn GVC Gaesco Columbus European Midcap Equity Fund registrado en Luxemburgo (Master). El vehículo de Luxemburgo ofrece clases de acciones para institucionales y minoristas.